Relato V – Fragmentos de Sueños Rotos

La noche del suicidio era clara y estrellada, sin una nube en el horizonte, muy a diferencia de su estado de ánimo. Lucrecia sentía el viento del mar en su cara mojada, no por el agua de la playa sino por sus lágrimas, en constante lluvia. Sin embargo, a pesar de la tormenta interna, su mente estaba clara. Sin él nada de nada tenía sentido, ni siquiera su poesía; completamente vacía y desprovista ya de emoción. Era hielo, era roca. Como su corazón…

 

Descarga en PDF:   Relato V- Fragmentos de Sueños Rotos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s