Relato I – El Inicio de los Tiempos

Saber la muerte no debe condicionar la vida; el límite es tan impreciso que provoca el sufrimiento de quienes lo ignoramos. La ilusión de la vida es un curioso mecanismo de olvido y recuerdo intermitente de nuestra verdadera naturaleza efímera, y existencia presente.

El negro de la ventana le provocaba a menudo a Don Pedro pensamientos como este, inevitables para los viejos; así como los recuerdos de los tiempos jóvenes, cuando aún la vida de uno estaba en plena construcción, tal como la casa misma. En medio de esta atmósfera seguía tomando cuerpo su vieja “obsesión”, se construía su secreto.

 

Descarga en PDF:  Relato I – El inicio de los tiempos

 

Anuncios

3 pensamientos en “Relato I – El Inicio de los Tiempos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s